Web 2.0: Una web para el posicionamiento de las bibliotecas.

La web 2.0 es un concepto que abarca sitios web que permiten la integración de los usuarios y la interacción con la información que reciben de manera que puedan ampliar tal información por medio de técnicas como lo son la retroalimentación por medio de la participación.

Es por ello, que se espera informar acerca de la existencia de esta web para que su uso sea plenamente consciente y por ello mejore la calidad de la información, los tipos de herramientas y web 2.0 y cómo se puede optimizar su utilización para el beneficio de las bibliotecas.

Es por ello que se explicará el posicionamiento de la web 2.0 en las bibliotecas, de manera que el uso de esas herramientas beneficie tanto al usuario como interesado y buscador de información, como a la biblioteca como unidad proveedora de información, que brinda servicios de publicación, búsqueda, y organización de la información, datos, y materiales que se posee. Combinando así la tarea del bibliotecólogo con la situación actual en la que se manejan las entidades en una era de información y comunicación.

Para ello es necesario discutir acerca de lo que es entendido como una web 2.0 de forma que el bibliotecólogo pueda hacer uso de las herramientas correctas utilizándolas dependiendo del contexto en el que se necesite cada herramienta y el servicio necesario a realizar. De manera que el servicio que brinde el profesional sea el óptimo.

La biblioteca, el bibliotecólogo, el usuario, el ambiente digital y virtual, así como la web 2.0 son factores que dependiendo de la manera en la que se les ponga atención y se apliquen podrán determinar el éxito de la biblioteca como ente que brinda información a quien lo necesite. El deber del bibliotecólogo es manejarse tanto en el espacio físico como en el virtual de manera que pueda brindar la información que se le pide según las necesidades del usuario y de manera eficaz y eficiente.

“Empecé a reflexionar sobre el por qué a las personas nos gustaba ir directamente a Google en lugar de ir a una biblioteca. Al complementar mi reflexión con muchas lecturas sobre el tema, identifiqué, que aquello que nos atrae es la comodidad para acceder a la información desde cualquier lugar, sin desplazamiento, sin límites de horario y sin invertir mucho tiempo.  Toda la información en un solo clic.” (Triana, 2013)

El usuario siempre buscará la comodidad a la hora de realizar una tarea, por ejemplo, una investigación, por tanto, con la apertura de nuevas Tecnologías de Información y Comunicación, el mismo buscará bases de datos virtuales, con catálogos digitales que muestren la información deseada al momento y con resultado que pueden llegar a servir.

Si bien es cierto que el bibliotecólogo como encargado de la gestión de información es el indicado para mostrar resultados más precisos a la hora de la búsqueda de información para el usuario en su investigación, también hay que reconocer que el proceso suele ser un poco más largo que cuando el usuario decide buscar por sí mismo la información aun cuando existan posibles sesgos en la información o en los tópicos obtenidos.

Es por ello que con la existencia de la web 2.0 la biblioteca debe de actualizarse, así como hacer pequeños cambios en la forma en la que se recolecta, se brinda y se publica la información. Por ejemplo, hoy en día se encuentra gran cantidad de información en medios virtuales que no existen en material físico por tanto lo más rentable es que cuando se busque acerca del tema se consulte directamente en el medio virtual donde de antemano se sabrá que la cantidad de resultados encontrados será mayor.

¿Cuál es problema que selecciona para discutir? y ¿Por qué?

Entonces ¿Qué debe de hacer el bibliotecólogo en ese caso?

Ahí en donde como profesional de la gestión de información que es, el bibliotecólogo debe de buscar una solución creativa, innovadora y funcional que integre material físico, digital y la atención necesaria al cliente con respecto a sus necesidades de información en la investigación. Pero lo anterior no es tan sencillo como se aparenta, para ello primero se necesita posicionar la biblioteca en un medio digital de manera efectiva.

“(…) es importante que la biblioteca escolar de cualquiera de los niveles y modalidades esté presente en los espacios virtuales de comunicación para que la familia ingrese y consulte las novedades que la unidad de información ofrece a su comunidad. A continuación, se mencionan algunas de las acciones a desarrollar en las RS.

  • Ofrecer servicios de referencia en línea.
  • Recomendar y reseñar libros u otro tipo de documentos
  • Mantener actualizados los contenidos.
  • Divulgar las actividades culturales. “ (Conforti & Garciarena, 2012)

Según lo visto anteriormente además de adentrarse en el medio virtual es necesario seguir ciertas indicaciones, pues no por el simple hecho de utilizar una herramienta 2.0 el éxito de la biblioteca está asegurado, pues es necesario la constante participación de la biblioteca, publicando contenido pertinente a la función por la cual fue creada, promoviendo la lectura, y la utilización de los servicios de la biblioteca, y asegurándole al usuario que si es utilizada como fuente de información los resultados serán más que favorables.

En algunos casos se utiliza el término “Biblioteca 2.0” (Jiménez Hidalgo, s.f.) lo cual hace alusión a la utilización de Tecnologías de Información y Comunicación, herramientas como la web 2.0, actitudes que la biblioteca debe tomar para manejar tales herramientas y el diferente contenido que se debe utilizar, además de la manera de utilizarlo para que se vuelva atractivo para el usuario pero que tampoco deje de cumplir su función como entidad ya sea una institución, una organización o una fundación pero siempre como unidad de información que busque llamar la atención del usuario para la utilización de sus servicios.

Todo ello ha venido sucediendo de manera gradual a partir de 2004, conforme la web 1.0 iba desapareciendo, dando paso a una web más interactiva, más participativa, donde el usuario interactúa tanto con la fuente como con la información original lo cual hace más llamativa la participación, y por tanto una opción a tomar en cuenta cuando éste necesite servicios referenciales en las investigaciones.

Por ejemplo, la universidad Carlos III de Madrid elaboró un manual para el uso de herramientas 2.0 de manera que el uso de estas herramientas sea el más eficaz y efectivo para darle un servicio de calidad al usuario, donde se puedan consultar fuentes, materiales, catálogos de la biblioteca a cualquier hora, desde cualquier medio y con ayuda de plataformas virtuales que funcionen en diferentes dispositivos móviles y que faciliten el acceso para el usuario todavía más.

Por medio de la planificación detallada del uso de las herramientas 2.0, además de un pequeño y rápido estudio de usuarios que demuestre las preferencias del usuario para que la biblioteca pueda utilizar esas herramientas de manera exacta para suplir las necesidades del usuario. Siempre y cuando estas dos acciones se hagan en períodos de tiempo cortos que permitan la acción de la gestión de estas herramientas antes de que se vuelvan obsoletas.

También la acción de las bibliotecas en la web 2.0 con respecto a las herramientas, el contenido de las publicaciones y su contacto con el usuario son importantes.

“(…) 2.2 La información que se suministre tiene que ser veraz y estar respaldada por la Biblioteca o la unidad correspondiente, a ser posible enlazando con la página o páginas donde se amplía o desarrolla esa información. Cuando sea necesario, se remitirá al usuario a otras formas de contacto con la Biblioteca o unidad correspondiente (teléfono, correo-e, etc.)

2.3 Hay que procurar no duplicar innecesariamente la información, diversificarla según la herramienta que se utilice y el distinto público al que se dirige.

2.4 Se ha de procurar no invadir la intimidad de los usuarios; el tono ha de ser cercano, pero sin caer en un lenguaje vulgar, sin faltas de ortografía, abreviaturas, lenguaje tipo “SMS”.

2.5 Contestar siempre las preguntas que planteen los usuarios para que sientan que esas herramientas son verdaderamente útiles para ellos.

2.6 Antes de actualizar la información en cualquier herramienta hay que comprobar que no se haya hecho previamente.”  (Universidad Carlos III de Madrid)

Lo anterior es un ejemplo de cómo es lo ideal que actúen las bibliotecas que se adentran en el medio virtual y que deciden incluir en sus servicios las herramientas 2.0, pues por ejemplo, no es suficiente el sólo publicar información, sino enlazar la información con su fuente por si el usuario necesita más información, además de evitar el plagio y la duplicación innecesaria que lo único que provoque sea el spam (es decir publicación de contenido inútil), otro caso es el contestar al usuario pues el servicio debe ser de calidad tanto en un ambiente físico como en uno virtual, por tanto si en un medio físico las consultas se responden casi al instante o se intenta atender al usuario lo más rápido que se pueda, la atención debe ser igual en el medio virtual, manteniendo cierta distancia y procurando el respeto entre ambas partes.

Ante todo lo anterior surge la pregunta:

¿Cómo se puede resolver en una forma innovadora?

La innovación es un tema complicado pues en un mundo donde cada día salen al mercado nuevas herramientas, nuevas plataformas y diferentes maneras en las que esas herramientas se pueden utilizar, innovar es un poco complicado. Lo ideal es poder poner atención a las necesidades de los usuarios, buscando brindar un mejor servicio, por ejemplo, con la utilización de las plataformas para atender a los usuarios que no pueden consultar los catálogos de la biblioteca, por tanto la creación de catálogos virtuales será muy útil. Por tanto, para innovar es necesario saber cuáles son las necesidades del usuario.

Referencias

CIENCIA 2.0. Aplicación de la Web Social a la Investigación. (2011). Obtenido de https://biblioteca.ulpgc.es/files/ciencia_2_0_rebiun_2011.pdf

Coelho Argüello, M. N., & Parra Sorianp, E. J. (abril de 2015). Desarrollo de una estrategia de comunicación 2.0 para la revista digital Nos. 3. Caracas. Obtenido de http://biblioteca2.ucab.edu.ve/anexos/biblioteca/marc/texto/AAT0539.pdf

Conforti, N., & Garciarena, A. (2012). ¿Cómo posicionar la biblioteca y. 44a Reunión Nacional de Bibliotecarios – 18º Encuentro de Bibliotecas Escolares. Obtenido de http://www.abgra.org.ar/documentos/RNB_44_20120419_ESCOLARES_PONENCIA_CONFORTI.pdf

El Documentalista Enredado. (Junio de 2010). El Documentalista Enredado. Obtenido de ¿Qué hay de Web 2.0 en la Biblioteca 2.0?: http://www.documentalistaenredado.net/918/que-hay-de-web-2-0-en-la-biblioteca-2-0/

González, N. (14 de mayo de 2010). bibliotecarios 2020 . Obtenido de Plan de marketing para bibliotecas : http://www.nievesglez.com/2010/05/plan-de-marketing-para-bibliotecas.html

Jiménez Hidalgo, S. (s.f.). Herramientas de la Web 2.0 para bibliotecarios. Obtenido de http://biblioteca.cchs.csic.es/docs/formacion/herramientas_web2_bibliotecarios/introduccion.pdf

Jiménez Rodríguez, M. (30 de marzo de 2012). Nuevo enfoque para la presencia en la web de la Biblioteca Universitaria Nicolás Salmerón (Universidad de Almería). Almería. Obtenido de http://repositorio.ual.es/bitstream/handle/10835/2146/Nuevo%20enfoque%20para%20la%20presencia%20en%20la%20web%20de%20la%20Biblioteca%20Universitaria%20Nicolas%20Salmeron.pdf?sequence=1

Maturana, C. (9 de octubre de 2012). Infotecarios. Obtenido de Pensando una nueva biblioteca: propuestas de gestión para nuevos desafíos: http://www.infotecarios.com/pensando-una-nueva-biblioteca-propuestas-de-gestion-para-nuevos-desafios/

Ruiz Trueba, E. (enero – junio de 2011). Construyendo espacios para la cooperación. Musas, un proyecto para las bibliotecas de museos. BOLETÍN DE LA ASOCIACIÓN ANDALUZA DE BIBLIOTECARIOS(101), 92-103.

Torres-Salinas, D. (2010). Web 2.0 y biblioteca: de la experimentación a la evaluación. V Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, (págs. 1-8). Obtenido de http://travesia.mcu.es/portalnb/jspui/bitstream/10421/4973/1/DanielTorres.pdf

Triana, I. (20 de febrero de 2013). Google: una herramienta de las bibliotecas para informar mejor. Obtenido de infotecarios: http://www.infotecarios.com/google-una-herramienta-de-las-bibliotecas-para-informar-mejor/

Universidad Carlos III de Madrid. (s.f.). Pautas para el uso de herramientas 2.0 en la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid. Obtenido de https://portal.uc3m.es/portal/page/portal/biblioteca/sobre_la_biblioteca/pautas-para-uso-herramientas-2-0.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s